21 de Junio 2000 es Presidente  Carlos Flores saludando empleados de  USAID  Joseph Lombardo y John McAvoy en la casa presidencial , los officials approbo el USAID Host Country Contract (anos despues Honduras dijo que FHIS no es parte del Gobierno) Type your paragraph here.

La Historia de MBS II

HOST COUNTRY CONTRACTING IS DEFECTIVE


21 de Junio 2000,   Ministro de FHIS Moises Starkman firmo el  USAID Host Country Contract, (anos despues el Gobierno Hondureno dijo que el Ministro Starkman no es un verdadero ministro del Gobierno)

USAID

Como es de esperar, El procurador no menciono en que manera gano enfrente el juez federal de Estados Unidos, decision emitida en base a la negacion del Procurod que FHIS no es parte de la Republica. Cualquier Hondureño sabe que esto es un mentira, FHIS si es parte del Gobierno es un organo desconcentrado de la Presidencia. El mismo officinal emitio un opinion legal determinando que FHIS es parte de la Republica, (Anexo 9)

21 de Junio  es foto de Presidente Carlos Flores firmo el contrato USAID Host Country Contract , ( anos despues el GObierno Hondureno dijo que  President Flores no firmo como president de Honduras pero como representante de FHIS asi que el Gobierno no esta obligado por el contracto por FHIS)  

Video financiado por Honduras pidiendo Ayudas de la communidad internacional.

A su paso por Honduras en 1998, el huracán Mitch dejó una estela de muerte y desolación. La República de Honduras (RdH) declaró un estado de emergencia nacional y le imploró al mundo que ayudara a su pueblo en su hora de mayor necesidad.  El gobierno de los Estados Unidos, entre otros, escuchó ese grito de dolor. El Congreso aprobó una ley para dedicar más de USD 250 millones en ayuda de emergencia y reconstrucción al devastado país centroamericano.  El Congreso le encomendó a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) que manejara esa ayuda como agencia del Gobierno de Estados Unidos (USG).  USAID escogió el programa de Contratación con el País Anfitrión (HCC) para hacer efectiva la ayuda económica.

 

El Contrato con el País Anfitrión es el método preferido por USAID para sufragar proyectos de ayuda a gobiernos de otros países.  Antes de autorizar el desembolso de los fondos, USAID y la Secretaría de Estado de EE.UU. (DOS) deben llevar a cabo un estricto examen del gobierno extranjero.  Las normas exigen que personal de USAID y DOS sigan la Lista de Verificación del País Anfitrión; también deben certificar que no está prohibido que el País Anfitrión reciba fondos de EE.UU.  Entre los requisitos que es preciso cumplir cabe citar los siguientes: Certificación de Narcóticos, FAA, Sec. 490; Deudas con Ciudadanos de EE.UU., FAA Sec. 620; Confiscación de Bienes de EE.UU., Título 22, Artículo 237 del Código de Estados Unidos; incumplimiento de préstamos de EE.UU; terrorismo internacional … (Anexo 1).

 

Además, USAID tiene la obligación de certificar que la agencia contratista tiene la capacidad de tomar las medidas necesarias para conseguir bienes y servicios de acuerdo con los procedimientos de USAID para HCC.  USAID tiene que expedir certificación categórica de que la agencia posee la capacidad administrativa necesaria para solicitar, auditar, y construir, así como mecanismos de finanzas y de cierre que satisfagan las normas y los procedimientos pertinentes de USAID.

 

En 1998, USAID expidió la lista adjunta de verificación del HCC y aprobó al Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS), determinando que éste satisfacía los requisitos del HCC (Anexo 2).

 

El año siguiente, en 1999, USAID y la RdH concertaron un convenio bilateral en virtud del cual los proyectos de reconstrucción recibirían fondos de USAID por intermedio de FHIS.  La RdH le manifestó a USAID que los proyectos del FHIS eran elegibles para recibir fondos del Contrato con el País Anfitrión.  USAID exigió que la RdH expresamente confirmara y acordara en el convenio bilateral de ayuda que “el FHIS es una unidad de la RdH, y que todas las acciones que se tomaran en nombre del FHIS serían acciones tomadas en nombre de la RdH” (Anexo 3).



Además, USAID exigió que el Ministro de Hacienda (MOF) delegase formalmente su autoridad en el Ministro del FHIS de manera que éste pudiera firmar contratos en nombre y representación de la RdH (Anexo 4).

 
En el año 2000, USAID y la RdH firmaron el Contrato con País Anfitrión PDM-001, con fondos allegados por USAID y la RdH.  Este contrato de bienes y servicios fue aprobado por el funcionario de contratación de USAID, el Sr. John McAvoy (Anexo 5).  Por cuanto el valor de los bienes y servicios pasaba de USD 10 millones, McAvoy firmó personalmente la aprobación del proyecto. El memorándum del Sr. McAvoy que impartió aprobación al contrato rezaba que el FHIS era la agencia de contratación que actuaba en nombre de la RdH y que el FHIS estaba supeditado a la Presidencia de la República.  Este contrato fue el primer proyecto de agua potable y alcantarillado que se concertó como parte de los proyectos HCC de USAID a favor de la RdH.  Mi compañía, MBS II, presentó la puja más baja.

 

MBS II firmó el contrato con FHIS y la RdH en el equivalente hondureño del Despacho Oval, en ceremonia en que también estuvieron presentes representantes de USAID y la Embajada de EE.UU (Anexo 6).  El contrato fue firmado por el entonces presidente de Honduras y un ministro de estado de la RdH.  DOS, USAID, y la RdH sostuvieron en todo momento que el FHIS era parte representativa de la República. 

 


Tambien el USAID obligo La Republica a renunciar todo derecho a cobrar impuestos. La DEI (DIreccion Ejecutiva de Ingresos) emitio un resolucion a no cobrar impuestos a MBS considerando que MBS firmo un contracto con la Republica atrevez de FHIS.





Resumiendo en pocas palabras una larga historia, los proyectos debieron haberse construido en un año pero, por motivo de defectos de diseño, se demoraron más de dos años y costaron tres veces lo presupuestado.  En 2002, MBS II terminó los proyectos a satisfacción de todos.  En ceremonia especial realizada en la Embajada de EE.UU. en Tegucigalpa, Honduras, el embajador de EE.UU. y el director de USAID entregaron personalmente a MBS II un certificado de agradecimiento por su notable contribución a las labores de reconstrucción después del paso del huracán Mitch (Anexo 7).

 

Pero aunque MBS II terminó los proyectos en 2002, los fondos que debidamente se había ganado con su trabajo no le fueron pagados en su totalidad, milliones de dollars en facturas approbrado por el Gobierno Hondureno, no fueron pagado, milliones de dollars en ordenes de cambio approbrado por el Gobierno Hondureno no fueron pagado, aparte de eso el cuerpp de ingineros recomendo pagod de milliones de dollars ago de muchas de otro ordenes de cambio obra (anexo 7A) o el laudo arbitral emitido por el Tribunal.

 

El Contrato con el País Anfitrión entre MBS y la RdH estipulaba que MBS II debía someter a arbitraje toda disputa con el FHIS.  Al cabo de largos años de negociaciones y mediaciones infructuosas, MBS II comenzó renuentemente el arbitraje con el FHIS en 2008.  Por su parte, FHIS presentó una contrarreclamación y disputó el arbitraje con gran vehemencia.  El tribunal arbitral celebró veinticuatro sesiones, escuchó el testimonio de veintinueve testigos y diez peritos, realizó siete inspecciones oculares de las obras, y recibió más de 2,165 documentos.  El resultado de estas labores fue un laudo arbitral razonado de cuarenta y siete páginas a favor de MBS II por un monto de más de USD 51 millones (Anexo 8).

 

En 2010, MBS radicó una petición con el Tribunal Federal de Distrito en Washington, D.C.,  en que solicitaba confirmación del laudo arbitral contra la RdH.  La RdH elevó a su vez un pedimento para declarar sin lugar la petición, argumentando que FHIS no era parte de la República y que, por consiguiente, el público no estaba obligado a pagar.  El pedimento alegó que la carta constitutiva original de FHIS --expedida en 1983-- declaraba que FHIS tenía personalidad jurídica y que, por lo tanto, no era parte de la República.  Honduras también alegó que el presidente había firmado el contrato en su capacidad de presidente del FHIS y no de presidente de la república; y que el ministro del FHIS no era en realidad ministro sino que sólo ostentaba ese título.

 

En 2014, el juez federal de distrito falló que el FHIS no era parte de la república por cuanto su carta constitutiva original otorgaba personería jurídica al FHS y que, en consecuencia, la RdH no estaba obligada a pagar el laudo arbitral que MBS II había logrado contra el FHIS.

 

MBS II, la RdH, y el FHIS concertaron un contrato de USAID con el País Anfitrión en el despacho presidencial en Tegucigalpa, firmado por el presidente y un ministro. La RdH ahora dice que el FHIS no es parte de la RdH.  La Secretaría de Estado (DOS) nos ha abandonado.  DOS, USAID, la RdH y el FHIS nos embaucaron, nos tendieron una trampa. Año tras año se nos dio de largas y ahora, catorce años después, nos enteramos de que no firmamos un contrato con el País Anfitrión y no podemos cobrar el dinero que debidamente nos ganamos.  MBS II nunca habría firmado un contrato con el FHIS en Honduras sin contar con las garantías de DOS, USAID, y la RdH de que el FHIS era parte de la RdH.

 

MBS II luchó denodadamente por más de diez años para cobrar el dinero que nos habíamos ganado debidamente, y ya estamos exhaustos.  MBS II les ha pagado hasta el último centavo a todos sus empleados y contratistas; no le debemos nada a nadie. Por haber hecho las obras y haber pagado a todos nuestros abastecedores, además de haber sufragado los gastos de más de una década de gestiones de cobro, nos vemos ahora entre la espada y la pared y obligados a rendirnos. Esta larga batalla ha desangrado a nuestra empresa.  No tenemos dinero para continuar exigiendo pago; lo hemos perdido todo.  Todos los activos de nuestra compañía --una empresa que ya no tiene ni un solo empleado-- han perdido su valor.